Aprender idiomas
Aprender idiomas abre las puertas a cientos de nuevas oportunidades. Desde viajes hasta empleos, el poder de la comunicación es imprescindible si se desea buscar una nueva vida fuera de las propias fronteras.Vivimos en una era donde la globalización forma cada vez mas parte de nosotros. Ante esto, no existe mejor herramienta que un nuevo idioma si de prepararnos se trata. Algunas veces los idiomas podrían resultar no tan amigables como parecen. Fáciles o difíciles, todo se basa en la percepción, cultura y procedencia de quién lo aprende.

APRENDER FRANCES A DISTANCIA POR SKYPE

Un ejemplo básico y fácil de entender: a un hispanohablante posiblemente le resulte más sencillo aprender inglés que a un Oriental. El idioma que se desea dominar es el mismo para ambos casos, pero la percepción que tienen sus estudiantes sobre el es completamente diferente.

5 consejos para Aprender idiomas

Pensando justamente en ello (e incluso en todas aquellas personas a las que sencillamente se les dificulta aprender cualquier lengua) te dejamos 5 consejos para familiarizarse con un nuevo idioma:
  1. Empezar por lo básico: cada idioma tiene entre 50 y 100 palabras muy básicas aproximadamente. Ellas constituyen, aunque cueste creerlo, más del 50% de la comunicación verbal y escrita en esa lengua, por lo que aprenderlas primeramente puede resultar ser muy útil.
  2. Llevar siempre un diccionario: cada vez que se escuche o lea una palabra desconocida, conviene tener a la mano esta vital herramienta para poder familiarizarse de forma rápida y sencilla con la expresión.
  3. Hacer buen uso de la tecnología: puede parecer tonto, algo tan simple como cambiar el idioma de la computadora y el teléfono móvil a aquel que se desee aprender resulta ser muy útil, pues obliga a adentrarse en el entorno de esta lengua. 
  4. Socializar: todo lo aprendido se debe practicar hasta la perfección. Intentar hacer nuevos amigos que dominen el idioma que se desea puede servir para ejercitar diariamente y fijar los conocimientos sobre el mismo.
  5. Forzar el pensamiento: si se hace un pequeño esfuerzo por pensar en el idioma deseado, se podría obligar a nuestra mente a agilizar el proceso de aprendizaje del mismo.