clases particulares de francés academia o profesor

Cuando decidimos aprender un idioma es la pregunta que nos hacemos siempre qué es mejor academia o  profesor particular.   Quienes optan por la academia buscan la seriedad del centro, su profesionalidad y experiencia, pero es cierto que muchos acaban decepcionados porque al fin y al cabo depende del profesor, del feeling que éste despierte, el nivel del resto de los alumnos… y estos son muchos puntos que no dependen de nosotros para que funcione.

La elección del profesor particular para aprender es la opción que mejor se adapta a las necesidades del alumno, el empleo del tiempo es satisfactorio al 100% al estar personalizado y poder trabajar en lo que realmente se necesite,  trabajar la conversación, la fonética y siempre en el momento que mejor te venga, ya que los horarios eres tú quien los decide.

Encontrar al profesor particular que mejor se adapte es la parte más complicada, muchos son los profesores que podemos encontrar en páginas web como tusclasesparticulares o donprofesor, podéis guiaros por los comentarios de alumnos y las valoraciones que tengan para hacer esta elección.  Se puede hacer una entrevista previa para una primera toma de contacto por teléfono o presencial, depende de cada profesor, al igual que las condiciones y precio.

¿Que elegir : academia o profesor particular?

Elegir al profesor que mejor se adapte a tus necesidades y gustos, que te ayude a avanzar y a profundizar en los puntos que más falles, a trabajar en función a los objetivos que te hayas marcado y siempre en el mejor horario para ti, tiene un precio tan accesible como una academia.

El hecho de ir a una academia y obtener su certificación al final del año no te da ningún valor añadido, sin embargo, trabajar con objetivos concreto como obtener los exámenes oficiales, mejorar el nivel de conversación para el trabajo, perfeccionar la expresión oral y escrita aplicándola a necesidades inmediatas es mucho más satisfactorio y motivador y será lo que te haga marcar la diferencia.

En cualquier caso, seguro que ya has probado ambas opciones y tienes claro lo que es mejor para tu forma de aprender y carácter, lo más importante es estar bien en clase, disfrutar aprendiendo y sobre todo ser constante.

 Bon courage!