trabajar en francia
Pole-emploi.

Francia es un país que cuida muy bien a los empleados, tienen muchos derechos y están muy protegidos, las protestas y luchas que caracterizan a nuestros vecinos galos les han servido de mucho.  Una vez inscrito, tendrás un conseiller que seguirá tu expediente y te orientará en tu búsqueda.   Quizá el factor suerte sea importante en el Pole-emploi pero en general la atención y el trato recibido son buenos, el seguimiento es constante, se ofrecen formaciones gratuitas, herramientas de búsqueda de empleo… hay que aprovecharlo!

Si la búsqueda de trabajo en España no funciona y decides probar suerte y buscar trabajo en Francia, puedes trasladar el cobro del paro durante tres meses y pidiendo una prórroga incluso seis meses.   Tan solo hay que solicitarlo en las oficinas del INEM y después inscribirse en menos de siete días en las oficinas del paro de Francia o de la ciudad europea elegida   Con la solicitud del paro también has de pedir el Formulario U2, lo más práctico es ir directamente a la oficina provincial del SEPE porque están más habituados y será más ágil el trámite.

Durante estos tres meses, una vez que se encuentre trabajo se ha de informar en España y automáticamente empezaréis a cotizar en Francia, acumulando a vuestra historia laboral las horas realizadas y disfrutando de los beneficios de cualquier otro ciudadano francés, así como pagar los impuestos en Francia, esta parte es la misma en todos los países!

Por el contrario, si tres meses no son suficientes se puede volver a España y continuar recibiendo la prestación, pedir la prórroga o seguir en Francia buscando esa oportunidad.   Otra posibilidad es la de detener el paro antes de salir para poder recuperarlo tranquilamente a la vuelta cuando se decida volver.

No quiere decir que sea fácil pero tenemos herramientas que nos abren las posibilidades!