Orangerie

Orangerie

En los jardines del Renacimiento italiano eran frecuentes unas arcadas bajo las cuales se plantaban naranjos que estaban protegidos del frío del invierno, una vez que la tecnología de la fabricación del vidrio permitió fabricar grandes superficies de cristal transparente. La orangerie del Palacio del Louvre inspiró imitaciones que no fueron eclipsadas hasta el desarrollo de los invernaderos modernos en la década de 1840.

Cerrar menú
Curabitur dolor massa Aliquam libero. venenatis, vel, risus facilisis elit. Nullam id
×
×

Carrito

WhatsApp chat